martes

Manufactura de clase Mundial

En este artículo se presenta una breve interpretación de La Manufactura de Clase Mundial (MCM) y el Mantenimiento Productivo Total, visto desde un mismo enfoque filosófico.



Se pretende, con un esquema de varios artículos, mostrar la importancia de dichos temas; en el ámbito internacional e inquietar al lector en las ventajas un enfoque llevado al desarrollo normal en una planta de producción.

En nuestro medio se habla de diferentes condiciones productivas a las de los países asiáticos o la de los países latinoamericanos, suramericanos, a nivel nacional, regional, municipal e incluso barrial. Esto es una realidad y es labor de las personas dedicadas a dichas actividades, interpretarlas y buscar la forma mas adecuada de implementar en sus instalaciones las ventajas de los diferentes modelos gerenciales.

A continuación realizaremos una corta interpretación de lo que significa la manufactura de clase mundial ( MCM )  y el tema principal al que centraremos esto artículos, Mantenimiento Productivo Total ( TPM ).

Manufactura de Clase Mundial (MCM)

La manufactura de clase mundial; se fundamenta en La Excelencia como Forma de Vida, hacer las cosas bien desde el principio; para garantizar la minimización de las perdidas en cualquier tipo de industria. Los principios en 3Y,5S, KAIZZEN, ESMED, JUSTO A TIEMPO y MQT , son enfoques filosóficos orientales, aplicados a las industrias para obtener altos niveles de productividad , fundamentado básicamente en las personas. Son a su vez esquemas indispensables para participar en el mercado global del siglo 21. Estas tendencias exigen a los involucrados formar parte de grupos o redes multidisciplinarias, a realizar cambios significativos en el quehacer diario, tener una visión a largo plazo y una constante capacitación como también la capacidad de adaptación de técnicas, procesos y esquemas, propios de las mejores empresas del mundo.  Por tal motivo las personas deben predisponerse a un esquema no tradicional, fundamentado en el principio de autonomía.

EL TPM ( Mantenimiento Productivo Total )

El TPM es una estrategia compuesta por una serie de actividades ordenadas que una vez implantadas, ayudan a mejorar la competitividad de una organización industrial o de servicios.

Se considera como estrategia, ya que ayuda a crear capacidades competitivas a través de la eliminación rigurosa y sistemática de las deficiencias de los sistemas operativos.

El TPM permite diferenciar una organización en relación a su competencia, debido al impacto en la reducción de los costos, a la mejora en los tiempos de respuesta,  a la fiabilidad de su cadena de suministros, a el conocimiento que poseen las personas y la calidad de los productos y servicios finales.

El TPM es entonces un sistema orientado a lograr:

  • Cero accidentes
  • Cero defectos
  • Cero averías
BENEFICIOS DEL TPM

Podemos decir que el TPM presenta Beneficios en tres aspectos fundamentales; organizativos, en seguridad y en productividad.

Organizativos:

  • Mejora de calidad del ambiente de trabajo.
  • Mejor control de las operaciones.
  • Incremento de la moral del empleado.
  • Creación de una cultura de responsabilidad, disciplina y respeto por las normas.
  • Aprendizaje permanente.
  • Creación de un ambiente donde la participación, colaboración y creatividad es una realidad.
  • Dimensionamiento adecuado del personal requerido.
  • Redes de comunicación eficaces.
Seguridad:

  • Mejora de las condiciones ambientales.
  • Cultura de prevención de eventos negativos para la salud.
  • Incremento de la capacidad de identificación de problemas potenciales y de búsqueda de acciones correctivas.
  • Entendimiento del porqué de ciertas normas, en lugar del cómo hacerlo.
  • Prevención y eliminación de causas potenciales de accidentes.
  • Eliminación en forma radical de las fuentes contaminantes y de polución.
Productividad:

  • Eliminación de pérdidas que afectan la productividad de las plantas.
  • Mejora de la fiabilidad y disponibilidad de los equipos.
  • Reducción de los costes de mantenimiento.
  • Mejora de la calidad del producto final.
  • Menor costo financiero por recambios.
  • Mejora de la tecnología de la empresa.
  • Aumento de la capacidad de respuesta a los movimientos del mercado.
  • Creación de capacidades competitivas desde la fábrica.
Si se pretende mejorar el nivel de productividad de una planta, es necesario mejorar la gestión de los equipos y mejorar el mantenimiento preventivo, esto exige inversiones, recuperables al lograr mayores niveles de productividad y utilización de los equipos.

Las acciones TPM requieren;

Un sistema de gestión que estimule la mejora continua y la responsabilidad de los integrantes de la organización por los procesos productivos.

  • El establecimiento de “reglas del juego” como objetivos específicos.
  • Índices de gestión, sistemas de control de las rutinas y todo aquello que ayude a mejorar el manejo de las operaciones industriales.
  • Una evaluación de desempeño, reconocimiento y programas de motivación para los empleados.
  • La creación de un ambiente de trabajo participativo y de capacidad para resolver problemas en forma autónoma.

Generar una cultura de “creer en la capacidad del trabajador”, ayudará a introducir acciones autónomas. Esto exige que la dirección promueva la formación permanente del trabajador y la asignación gradual de responsabilidades mayores.

El directivo debe a su vez, mejorar su capacidad de asumir riesgo controlado, ya que la urgencia de controlar todas las acciones, ya sea por desconfianza o estilo de gestión, imposibilita el desarrollo de nuevas capacidades latentes en el trabajador.

Otros aspectos a tener en cuenta son:

  • La necesidad de ir eliminando progresivamente la interpretación existente en la empresa de la división del trabajo entre mantenimiento y producción.
  • Ejercer liderazgo para impulsar la puesta en práctica.
  • La continúa comunicación personal de los líderes con los integrantes de los equipos, la energía permanente de valorar avances, las señales coherentes que se envían a los niveles operativos son fundamentales para mantener el entusiasmo en las personas.
  • Comprender la existencia de la estrategia dual, un directivo debe dirigir, esto es, lograr los objetivos de la empresa y también debe liderar o transformar la empresa simultáneamente.
Lo anterior nos hace pensar en una integración directa y armónica, del concepto de mantenimiento y producción, desde las personas como tal y no desde el saber especifico. Además nos muestra claramente la importancia de la adopción de un mismo enfoque filosófico en el entorno.

Definir entonces el entorno, valores, principios, misión y visión, entre otros. Debe ser el primer paso a seguir, si estamos pensando en predisponernos al cambio.
En próximos artículos ampliaremos en estos campos y retomaremos conceptos que hemos visto aquí.

Alguna inquietud que estemos en condiciones de aclarar, seria muy importante para nosotros; ya que la construcción de un modelo acorde a nuestras necesidades, es la principal razón que nos motiva a continuar en este proceso.

Fuente: Fernando Pantoja A, Profesor Universitario en Procesos Productivos, Diseño, TPM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada